Pues yo no voy a ser menos, y al igual que miles de bloggers quiero aportar mi visión sobre el iPad. Los que me conocen lo saben de sobra: soy un auténtico freak de los gadgets y la electrónica. En particular soy un fan acérrimo de las idas de olla de Steve Jobs y su panda. Precisamante por ello, mi primer análisis del iPad es el que cabría esperar: … quiero uno!!. Un iPod touch/tocho, con la una interfaz en línea con sus predecesores y un factor de forma que quita el hipo es suficiente para morirse de ganas de tenerlo.
Sin embargo, una vez superado el trauma de lo cool que es este chisme le viene a uno la vena racional y la necesidad de plantearse alternativas. Hablando en confianza, ¿después de lo que nos ha costado a todos convertirnos en auténticos apóstoles de la tinta electrónica vamos a echarnos atrás por un soporte de lectura de libros que ni siquiera los más fans de Apple saben si va a funcionar?. No niego que las características del Ipad sean de sueño, pero salvo por el tamaño de la pantalla, ya llevo un chisme igual en mi bolsillo desde hace años: mi inseparable iPod touch (soy unos de los freaks convencidos que más vale symbian+iPod en mano que iPhone volando). Creo que el tiempo dará la razón a los analistas que opinan que los de la manzana no van a desbancar al ebook como soporte electrónico de lectura debido principalmente a dos motivos: comodidad de lectura y duración de la batería. Apple tiene la virtud de vender como tremenda innovación algo que lleva funcionando meses en el mercado. Sintiéndolo desde lo más profundo de mi alma, mi veredicto es: «tempting, but no thanks!».

 

La ñapa que veis en la foto no es más que un prototipo de mi primer proyecto con Arduino. Es una barrera láser que quiero utilizar para dispara un flash y poder tomar fotos de alta velocidad. He partido de un láser de los de los chinos (3 euros) cuyo switch he hackeado para controlarlo con el Arduino. El laser apunta a un LDR (un led verde nos indica el alineamiento correcto) y cuando se detecta una caída de resistencia (se rompe el beam) suceden tres cosas: se apaga el laser (para que no salga en la foto), el led verde se apaga y se enciende uno rojo (para indicarnos el cambio de estado) y se envía una señal al flash para que se dispare (en este prototipo he sustituido el flash por un led amarillo). También he añadido una resistencia variable que nos permite añadir un retraso desde que se rompe el beam laser hasta que se dispara el flash, para poder configurarlo a diferentes escenarios (por ejemplo para darle tiempo a una gota a caer hasta donde queramos). Las pruebas han salido bien, y ahora lo voy a integrar en una placa de contactos matriciales de fibra de vidrio. Stay tuned!!

 

Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de Internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que:

1. Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.
2. La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.
3. La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.
4. La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.
5. Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.
6. Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.
7. Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.
8. Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.
9. Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.
10. En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.

 

Estimada parroquia. Después de una prolongada ausencia atribuible en parte al mecanismo de actualización de Debian (¿o no, Mstislav?), estoy de nuevo de vuelta para hablaros de la penúltima pluma que ha caído en mis manos. Lo primero que he de decir es que es el regalo de mis padres en mi taitantos cumpleaños.
Es una Duofold Cloisonne.
A mitad de los años 20, George Parker realizó un viaje a China con su mujer en el que descubrió la belleza de los jarrones fabricados con la técnica cloisonné (http://en.wikipedia.org/wiki/Cloisonne). Ya de vuelta en EEUU se inspiró en esos jarrones para crear los primeros ejemplares de la pluma Duofold Mandarin Yellow. Esta pluma comenzó a fabricarse a finales de los años 20 y (posiblemente debido a su color atrevido), nu tuvo el éxito que se esperaba. Por ello los pocos ejemplares que quedan no se cotizan baratos en la actualidad. Parker realizó una primera re-edición de 10.000 unidades en 1995 (la Duofold Yellow Mandarin) y una segunda en 2006 de 3.900 unidades (Duofold Cloisonne) que es la que llevo a hora en el bolsillo. La presentación de la pluma es espectacular (cofre lacado en negro, certificado de autenticidad y tintero de la época, …). PS: Escribe de lujo 🙂

 

Modo políticamente incorrecto todavía on

Una señora entra en la librería buscando libros:

– ¿tienen ustedes algo de poesía?

– Pues mire, más bien poco, lo que hay en esta mesa.

– ¿y de pintura? mire usted en este estante.

– ¿Y de escultura?

– Mire si nos queda algo entre los libros de arquitectura. En cualquier caso señora, esta es una librería científico-técnica y por lo tanto no abundan los libros de las materias que usted indica.

– Total, que ustedes no quieren tener nada que ver con la cultura, … pues me voy.

Desgraciadamente hay un número no pequeño de personas que comparte la visión de esta señora. La cultura, por definición se reduce a la pintura, la escultura, la poesía, la literatura y similares disciplinas. No niego en absoluto que la cultura no abarque estas áreas pero lo que si afirmo es que la cultura es mucho más … por ello (entre otros motivos) no me considero una persona culta. Resulta asombroso ver como multitud de «culturetas» se autodefinen como personas cultas al mismo tiempo que reconocen un desconocimiento absoluto y un desinterés total por la física, la química o las matemáticas.

Nuestra nueva y flamante ministra de cultura fue recibida con cierta desconfianza ya que muchos pensaban que iba a cuidar en exceso el cine en detrimento de otras áreas de la cultura al ser esta su área de procedencia. Yo voy aún más lejos, y mi preocupación es el descuido sistemático que en España han sufrido la ciencia y la técnica dentro del mundo de «la cultura». Desgraciadamente, la cultura en este país se coordina tradicionalmente por un grupo de personas que opinan que Cauchy, Riemann, Bayes y Fermi (entre muchos otros) son unos incultos redomados.

 

Amigos, aunque un poco tarde, no quería dejar de expresar mis opiniones sobre el revuelo formado con las recientes reformas universitarias y en particular la airada respuesta de algunos ingenieros de informáticos al respecto. A partir de las diversas opiniones que he escuchado y leído de algunos integrantes de este colectivo, se deduce que si la titulación que posees desaparece (por ejemplo al integrarse dentro de la ingeniería de telecomunicaciones):

* Todo el conocimiento que has adquirido se borra de tu mente instantáneamente

* Tu compañía ejecuta un despido fulminante.

La primera afirmación creo que se defiende solita, sobre la segunda, tan sólo quiero añadir que a ningún directivo en su sano juicio se le ocurriría tomar cualquier tipo de decisión basándose en la reforma de la carrera que estudió años atrás un empleado de su empresa. Como no puede ser de otra manera, esas decisiones se toman basándose en la eficiencia, el esfuerzo, y la competitividad del empleado entre otros aspectos.
En la actualidad, existen muy pocas profesiones regladas (médico, abogado, arquitecto, …) y la tendencia actual (dentro y fuera de España) no conduce precisamente a aumentar el número de profesiones regladas, sino más bien a disminuirla. ¿Por qué? La razón es bien simple, la base de la competencia se basa en la captura del talento (venga de donde venga), y poner fronteras al talento no conduce más que a la creación de guetos y cortijos profesionales. Bien es cierto que en la ausencia de una carrera profesional, la carrera universitaria constituye una excelente tarjeta de visita para comenzar a trabajar, pero no olvidemos que se trata tan sólo de eso, de un punto de partida. ¿A quién confiaríamos la responsabilidad del diseño de una base datos? ¿A un licenciado en geología con más de 10 años de experiencia probada en el diseño e implementación de bases de datos, o al recién licenciado en informática que estudió este tema durante un semestre? Esto me lleva comentar un término que desde la primera vez que lo escuché levantó en mi indignación e hilaridad a partes iguales: «intrusismo». Pretender que nadie que no tenga un título informática programe, por ejemplo, en .NET tiene un nombre: refugio de mediocres. Dicho esto, invito a cualquier licenciado en informática que no comparta mi opinión a que me explique en donde me equivoco, ya que hasta ahora no he podido comprender donde está la perversión de la remodelación del título de ingeniero informático. (Aunque admito que este punto puede ser perfectamente debido a la incapacidad compresiva innata del que escribe)
Resumiendo, (y con esto termino el modo incorrecto) la captura del talento es una labor complicada que precisa la eliminación de fronteras sean estas las existentes entre países o bien las barreras artificiales que algunos mediocres quieren crear para tapar su incompetencia.

 

Últimamente cada vez me pregunto con más frecuencia eso de «¿que hago yo aquí?». La última vez ha sido en un convoy de Naciones Unidas de camino hacia franja que divide la isla de Chipre bajo control de la ONU. Lo llaman buffer-zone (zona de amortiguación). Yo miraba a mis compañeros del todo-terreno, y me reafirmaba en mi pregunta de comienzo del post: ex-militares croatas, contratistas venidos desde Zimbawe y Afganistán, algunos otros con acento del Este, y el que escribe, … de Chamberí. Las fuerzas turcas invadieron el tercio norte de la isla en el 74, y tras fuertes tensiones, ambas partes sembraron de minas la frontera común creando un vergonzoso muro mortal que divide las dos zonas del país. La parte norte se denomina República Turca del Norte de Chipre, siendo un estado que sólo reconoce Turquía. La parte Sur es el estado Chipriota. Aunque cada uno tiene su instinto, la mayor parte de los habitantes de la isla se muestra partidarios de una futura re-unificación amigable. De hecho ahora hay bastante movimiento, los turcos van a Chipre a trabajar, y los Chipriotas van a Turquía de compras. Desde hace 4 años la ONU dirige esfuerzos de desminado con colaboración más que razonable del estado turco. El gobierno turco ha facilitado los mapas con la ubicación y el tipo de minas (en su mayoría anticarro y anti-personal), y hasta la fecha lo que han encontrado coincide fielmente con la información facilitada por los turcos. Todavía queda bastante camino por recorrer ya que aún se le niega el acceso a la ONU a ciertos campos de minas, y lo que es aún peor, hay un número bastante respetable de campos de minas cuya responsabilidad nadie quiere asumir. La simpleza de una mina antipersonal le deja a uno helado. Bastan 29 gramos de explosivo con el mecanismo de un botijo enterrados a escasos 10 centímetros para crear una amenaza prácticamente eterna. Estas minas llevan 34 años enterradas, y funcionan como el primer día (o como dicen los que saben de esto, con mucha más fuerza que el primer día dado el cabreo que tienen después de estar tanto tiempo bajo tierra). Sembrar una mina cuesta 1 dólar, quitarla 1000 dólares. Los funcionarios de Naciones Unidas con los que me reuní están todos cortados con el mismo patrón. Su acento, su físico y sus maneras delatan que son ex-militares británicos que se mueven con gran soltura en esta ex-colonia inglesa. No en vano en Chipre conducen por la izquierda y los precios están en euros y Libras. Me resultó conmovedor ver como dentro de sus duras maneras, hablaban con no poca ilusión sobre la posibilidad de conseguir alcanzar su objetivo: Una isla 100% mine-free. Según su opinión, es algo más que posible dada la posición favorable de los gobiernos turco y chipriota, materializadas en conversaciones de paz que tienen lugar mientras escribo este post. Su empeño es además conseguir este objetivo con nota, realizando una misión 100% segura. Un desminador africano pisó hace unos años una mina antipersonal en un descuido y esta es, hasta ahora, la única mancha que tienen en su expediente. Por suerte, muy probablemente se recuperará por completo. Las labores desminado son costosas y muy tediosas. Aún bajo el castigo de los 45 grados que hace en verano en Chipre, los desminadores deben esforzarse en mantener la misma prudencia que el primer día siguiendo escrupulosamente todas normativas de seguridad enfundados en un peto protector, guantes y una pantalla protectora para la cara. Por «suerte» los campos de minas existentes en Chipre siguen patrones estándar y ello facilita las labores de limpieza en los densos campos de minas del buffer-zone. Los problemas comenzarán pronto, cuando se proceda al desminado de minas anti-carro con dispositivos trampa (anti-levantamiento) que obliga a destruirlas in-situ. Pregunta del millón ¿cómo puede uno irse a dormir después de enterrar una mina antipersonal?

 

Hace unos días encontré esto en la funda del portátil

 

Segundo verano de esparcimiento Bustareño, que para nuestra sorpresa está resultando aún más agradable que el anterior. La verdad es que casi no tengo tiempo para postear. De milagro he podido arrancar un rato para escribir después las cañas, el baloncesto (mientras escribo esto me duelen hasta las pestañas), las olimpiadas (¿no podrían jugar en China de madrugada para hacernos la vida más fácil?), la piscina, el cine de verano (con manta, como mandan los cánones de la sierra), las clases de natación de los críos, la maldición de las llamadas de trabajo, y … como no, las fiestas varias. Ya llevamos dos, con sus correspondientes resacas. Hace unos días el viento y las bajas temperaturas no nos dejaron ir a la piscina, pero a cambio tuvimos la oportunidad de desenrollar los 36.5 metros de longitud de la cuerda de la cometa que les compré a las fieras en El Segundo.

 

Esta semana ha tocado Poznan. Es la primera vez que vengo a Polonia y lo primero que piensa uno cuando viene aquí es tratar de imaginar cómo era esto hace diez años. Nuestro anfitrión nos contó que en el año 87 hizo un viaje a Suiza y tras mucho papeleo consiguió un pasaporte para hacer el viaje que luego tuvo que devolver ya que el estado no permitía a la gente guardar el pasaporte en su casa (¿!). Parece evidente que el dinero del ladrillo que huye de otros países como España está comenzando a aterrizar por aquí, y por lo que he visto con razones de sobra para quedarse. Como muestra un botón, hice parte de mi camino hacia el parque tecnológico y científico de Poznan por un camino de tierra sin asfaltar!. Por lo demás, como es costumbre tuve tiempo de ver más bien poco aunque si pudimos apañarnos una cena en un restaurante típico donde tomamos un plato de nombre impronunciable, que era algo así como un cocido sin sopa y a lo bestia. Un par de botellas de Vodka Siwucha ayudaron a nuestros maltrechos estómagos a digerir la cena. Espero poder volver pronto con más tiempo para poder ver la ciudad.

© 2020 blogwirtanen Suffusion theme by Sayontan Sinha