No hace falta ir a una prestigiosa escuela de negocios para saber que el sueño de todo responsable comercial es encontrarse con un cliente con la clara intención de comprar su producto/servicio. Llegados a ese punto, ¿qué puede haber más importante que asegurarse que el proceso de compra se realiza cuanto antes?. En mi opinión, nada. Sorprendentemente, hay muchos vendedores que no comparten esta opinión. Resulta increíble, pero cada vez con más frecuencia es posible encontrarse en una situación en la que los emplead@s se encuentran en la caja discutiendo sobre algún asunto (imagino que de una importancia infinita) que con el rabillo de ojo miran como sujetas en una mano la tarjeta de crédito y en la otra el producto que deseas comprar. Ante esta estampa, lo único que uno puede hacer es dejar educadamente el artículo sobre el mostrador y pedir disculpas por intentar interrumpir tan preciada conversación. Es asombroso que literalmente tengas arrastrarte ante el vendedor para gastar tu dinero. En otras ocasiones el escenario es diferente, pero el problema de fondo es el mismo:
* Entiendo que las tiendas de barrio deben dar un trato más cercano al cliente, pero ¿de verdad es necesario pegarse 20 minutos de charleta con cada cliente mientras tienes la tienda llena de personas esperando?
* En PC City tienen una especial habilidad para espantar clientes. Si quieres comprar un juego, tienes que coger la caja vacía, irte al extremo opuesto de la tienda para buscar a algún empleado y esperar a que tenga la bondad de irse al almacén a traerte la mercancía.
* En la mayoría de establecimientos, el teléfono tiene preferencia absoluta sobre todo lo demás. No importa que estés a punto de pagar, si entra una llamada de teléfono tu dinero y tú tenéis que esperar.
Debe ser que con la edad uno pierde la paciencia antes, ya que últimamente me he visto envuelto en las situaciones que acabo de describir, y en todas ellas el resultado ha sido idéntico: he salido de la tienda en cuestión sin realizar la compra. Esto me recuerda mucho a los Apple stores que describía en éste post en los que antes de que te quisieras dar cuenta, la compra ya se había realizado. Moraleja para dependientes: Si ves a alguien con la tarjeta de crédito en la mano y la sana intención de pagar, atiéndele antes de que cambie de opinión.

  2 Responses to “Educando al sistema”

  1. Totalmente de acuerdo con tu apreciación.

    hace unos meses me acerqué a un PC-CITY con el dinero en la mano a comprar una tele que ya tenía escogida.

    Por aquello de ver antes de probar, se me ocurrió pedir a un empleado que me encendiera la tele de muestra que tenía en exposición…

    -Uff… va a ser complicado, ahora mismo no están enchufadas
    -Ya… pero me voy a dejar un dineral en una tele que ni siquiera he visto encendida. Si me hiciera el favor…
    -Imposible. Es que ahora mismo están apagadas

    No discutí más. Establa claro que este señor no me dejaba gastar mi dinero en su tienda

    Me di media vuelta y me dirigí al templo. Cómo no, un empleado me encendió gustosamente todas las teles que quise, me realizó una comparativa blueray de las que quise y para variar, me fui con ella bajo el brazo.

    Luego se quejan!

Leave a Reply to Mstislav Cancel reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

   
© 2020 blogwirtanen Suffusion theme by Sayontan Sinha