Agacharse, me refiero, … bueno, me explico, porque veo que la estoy liando parda. Vas caminado por la calle, y ves una moneda (reluciente o no) en el suelo. ¿Cual es el valor mínimo de la misma que hace que te agaches a recogerla y guardarla en tu bolsillo?. Un céntimo, dos céntimos, 5, 10 … ¿alguien da más?. En fin, me temo que en este asunto no soy muy práctico ya que por una cuestión de principios (reñidos a menudo con el pragmatismo), yo soy de los que se agachan a recoger la moneda por pequeño que sea su valor. Hay algo dentro de mí que me impide pasar de largo delante del dinero tirado en la calle y dormir tranquilo esa noche. Según nuestra flamante Ministra de Economía me encuentro en un estado preocupante de crisis permanente al comportarme así. Pues oiga, I’ll have to live with that!.

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

   
© 2017 blogwirtanen Suffusion theme by Sayontan Sinha