Mucho se ha escrito últimamente sobre el término nativo digital, como aquella persona que ha convivido desde su nacimiento con la tecnología digital (yo ya lo hice en esta entrada). Si bien la Wikipedia cifra el año a partir de cual uno se considera nativo digital en 1979, personalmente pienso que esa fecha ha de retrasarse bastante más. En mi opinión, un nativo digital es el que pone cara de haba cuando le cuentas que antes no había móvil ni Internet. Me temo que eso sitúa el año de nacimiento para ser considerado nativo digital alrededor del año 2000.

Al margen de cifrar el año del advenimiento del nativo digital, el objetivo del post es comentar el asombro con el que veo como mis hijos y mis sobrinos se desenvuelven de manera nativa en el mundo digital, manejando cada vez plataformas y aplicaciones más complejas.

Mi sobrina de 7 años ha creado su propio blog, en el que publica posts con cierta regularidad. Antes que me digáis que eso es perfectamente normal para una niña de su edad (!?), permitidme que os comente como, ante la atónita mirada de su padre, entra en el escritorio de administración del blog, y hackea como quiere los menús, los colores, los widgets, las fuentes, los enlaces, y lo que haga falta. Según me cuenta su padre, antes de que terminen de decir la frase «niña, no toques ahí», ella ya ha apretado al botón de turno, y dice «mira, ¿ves?, todo está bien».

Sobre mi hijo, no hace mucho comentaba en FB como aprovechaba los cuelgues de Google Talk a su antojo, cuando le preguntaba la lección a distancia. Desde la otra punta de Europa, se me escapaba la risa floja cuando después de cada cuelgue, el se descolgaba con: «… y como te decía, papá, con esto he terminado de contarte  el tema». Sin embargo, lo que nos tiene a sus seguidores más que asombrados, es la manera en la que este moco de 11 años ha comprendido desde el minuto cero, el sentido de twitter. Desde que se abrió la cuenta, tuvo claro que twitter es un pulso a la actualidad en 140 caracteres, y ahora es incapaz de ver un evento (ya sea una final de copa, o Eurovisión) sin pedir compulsivamente un ordenador, un ipod, un iphone o lo que sea donde poder enviar tweets tremendamente informativos e ingeniosos.

En fin, no se vosotros, pero yo, como inmigrante digital (intentando cada día que se me note menos), no dejo de asombrarme (con cierta envidia, he de reconocerlo) cada día.

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

   
© 2020 blogwirtanen Suffusion theme by Sayontan Sinha